Tres minutos con 53 segundos

Volad juntos pero jamás atados
15 enero, 2015
Lo esencial es invisible a los ojos
4 marzo, 2015
Mostrar todo

Tres minutos con 53 segundos

EL ELEFANTE ENCADENADO , UN CUENTO CON MORALEJA

Este vídeo de Jorge Bucay no dura más que tres minutos con 53 segundos y creo que el mensaje que transmite merece la pena. Te recomiendo que lo escuches porque quizás te este rondando por la cabeza el hacer algún cambio en tu vida, quizás estés buscando el momento más adecuado o quizás simplemente pienses que tú no puedes lograrlo porque en algún momento lo intestaste y no lo conseguiste. ¿ Alguna vez te has propuesto alguna meta u objetivo y te has dado por vencido ?, ¿ lo has intentado más tarde o en otras circunstancias ? , ¿ cuál fue el resultado ?

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=GrPabK-N6NE&w=420&h=315]

Es posible que también tu sientas o te hayas sentido alguna vez como el elefante del cuento, intentaste hacer algún cambio en tu vida pero como no te salió o no conseguiste los resultados que esperabas, abandonaste la idea. Quizás, entonces te dijiste YO NO PUEDO, YO NO VALGO, YO NO SE, y te lo dijiste tantas veces que te lo creíste. El que te lo creas no significa que sea verdad, sólo significa que desde que te convenciste de que “tú no puedes” ,  has dejado de intentarlo.

Las circunstancias de nuestra vida cambian y nosotros con ellas, puede que si lo vuelves a intentar, si de verdad te lo propones puedas conseguirlo. Si estas pensando en hacer algo para liberarte o soltarte de tus propias estacas y crees que con la ayuda de un profesional te sería más fácil , contacta conmigo. Puedo ayudarte a pensar en positivo, a que descubras otras actitudes y a que rescates la fuerza que hay en ti.

LA ACTITUD ES EL CAMINO

2 Comments

  1. Gloria I. dice:

    Hola Patricia,
    Me ha encantado el cuento … Aunque es triste que sea la historia de muchas personas.
    Pero a casi todos nos pasa. Supongo que poco a poco nos acomodamos, nos conformamos, un día dejamos de patalear, y empezamos a hacer lo que los demás esperan que hagamos, y así… Con la inercia del día a día, y el peso que le habemos ido dando a nuestras propias cadenas, como el elefante, dejamos de intentar lo que realmente deseamos, y a veces … hasta nos olvidamos de quien somos.

    El consejo para el elefante encadenado, podría ser que empiece a confiar en él, a quererse, y a visualizar lo fácil que le puede resultar romper con esas cadenas.

    • carmen cervera dice:

      Hola Gloria,
      ! Qué alegría recibir tu comentario ! . Me gusta que el cuento te haya llegado.
      Comparto tu opinión y agradezco tu consejo. A veces, nos falta impulso, valor o fuerza para echar un pulso a nuestra falsas creencias y nos dejamos encadenar por las expectativas que tienen los demás de nosotros mismos.
      Confiar en un mismo es un gran comienzo . En ocasiones los pequeños cambios generan grandes resultados. Todos podemos cambiar nuestra actitud.

      Un abrazo,

      Patricia Gil Cervera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *