Terapia de pareja

¿Cuándo es necesaria?

Cuando la relación empieza a deteriorarse y las partes han intentado solucionarlo por su cuenta.

En ocasiones en vez de colaborar como un equipo en una misma dirección, los miembros de la pareja se enzarzan en una lucha de poder en la cual ambos pretenden demostrar su razón. Tal actitud, con frecuencia, desemboca en nuevas discusiones que, al cabo del tiempo, acaban por mermar el buen clima de la pareja.

No es menos cierto que en una pareja pueden existir otros detonantes de malestar ; enfados frecuentes, infidelidades, ausencia de proyectos en común, problemas económicos, de salud, la llegada de los hijos, intromisión de las familias de origen y hasta cualquier evento que cambie de alguna forma la dinámica familiar o de pareja.

Superar una crisis de pareja es posible, siempre que exista una colaboración por parte de ambos miembros de la pareja.

Mi manera de trabajar es...

  • Mi objetivo consiste en promover la mejora de la comunicación, actividades y proyectos comunes, fomentar la negociación, la empatía entre los miembros, fomentar la resolución de conflictos para que la pareja reconstruya la confianza y recupere la ilusión.
  • Es mejor solicitar terapia de pareja, cuando uno o ambos sienta malestar o deterioro en la relación sin esperar demasiado a que se vea muy afectada. A veces las parejas llegan a consulta ya muy quemadas , y en estos casos, no siempre es posible superar la crisis.