¿Qué es el coaching?

El coaching no es terapia, es una técnica de trabajo para el cambio, breve en el tiempo y dirigida a aquellas personas que deseen superarse o reinventarse. Para trabajar con esta técnica es necesario que ambas partes coach y coachee se comprometan con el contrato de colaboración y plan de trabajo individualizado.

El coachee es la persona que tiene una meta y le gustaría alcanzarla, el coach es un acompañante del proceso que potencia el aumento de la conciencia del coachee para que se de cuenta de los recursos personales con los que cuenta así como de desbloquear los obstáculos que interfieren en el logro de su meta.

El coach y el coachee mantienen una relación, una alianza de igual a igual.

¿Qué ventajas tiene acudir a un psicólogo coach?

Los psicológos coach estamos preparados para desbloquear las emociones u obstáculos que la persona/coachee no identifica o no es del todo consciente. Nuestra formación en psicología sobre los procesos mentales , emocionales y del aprendizaje favorece nuestra contribución en el aumento de la toma de conciencia.

El psicólogo coach distingue si existe algún problema psicológico ,en ese caso, la técnica del coaching no es recomendable hasta que la persona no mejore su salud emocional.

Esta especialidad profesional , solo está reconocida oficialmente por los colegios oficiales de psicólogos.

¿Qué situaciones promueven el desarrollo personal?

1

Situaciones vitales que mueven el cambio

Nos sacan de nuestra zona de seguridad y confort; cambio o pérdida de un trabajo, de un familiar, de la salud, nacimiento de un hijo, problemas económicos , ruptura de la pareja , pérdida de ilusión, ascenso laboral, toma de alguna decisión importante, etc.
2

Nuestro afán de superación y de reinventarnos

Las personas tenemos proyectos, objetivos, desafíos , interés por crecer y en ocasiones por reconducirnos profesionalmente. Ejemplo; cambiar de profesión , llevarme bien con mi jefe, etc. El desarrollo personal nos fortalece como personas, aprendemos nuevas estrategias, hacemos nuevos aprendizajes, ampliamos nuestros recursos personales, conseguimos nuestras metas y nos llenamos de satisfacción. En estos momentos de cambio la ayuda de un psicólogo coach contribuye a adaptarnos o superarnos con mayor confianza ante las nuevas situaciones.